En noviembre del 2019 comenzaron las excavaciones con maquinaria pesada para la búsqueda del supuesto tesoro de Juan Fernández, las cuales han causado un importante daño ecológico, patrimonial y paisajístico en el parque nacional y reserva de la biosfera.

El permiso para que Bernard Keiser ingresara con retroexcavadora al parque fue entregado por el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), quien aprobó que la búsqueda siguiera hasta el año 2020 y que el empresario ingresara a la isla con maquinaria pesada para llevar a cabo la excavación, esta vez, en la roca madre, sin solicitar un nuevo estudio de impacto ambiental ni consultar a ningún organismo técnico para examinar el impacto que podría tener esta nueva metodología sobre los diferentes componentes del lugar, entre ellos, los sitios arqueológicos.

Frente a esta situación, el pasado 15 de octubre la concejala de Juan Fernández, Elizabeth Celedón, en conjunto con el presidente del sindicato de trabajadores de Conaf de la Región de Valparaíso, Pablo González, y la abogada Camila Nieto, interpusieron un recurso de protección, con el apoyo del Diputado Diego Ibáñez, en contra de las excavaciones que se están llevando a cabo por Bernard Keiser.

 “Decidimos apoyar a la comunidad con un recurso de protección”, afirma Camila Nieto, quien además, cuenta que previo a los alegatos de este recurso solicitaron una orden de no innovar, “es una herramienta que tiene todo recurrente de protección, para poder paralizar aquella acción u omisión que está generando una vulneración de un derecho fundamental. En este caso, lo que está generando la afectación del derecho de vivir en un medio ambiente libre de contaminación, son las excavaciones que se están realizando gracias al protocolo de acuerdo que firmó Conaf, que permite el ingreso al parque nacional. Lo que nosotros solicitamos en su momento, en el marco del recurso de protección, era que se paralizaran las obras hasta que la corte se pronunciara por medio de una sentencia, pero eso no fue concedido, es por ello que hoy por hoy se están realizando las excavaciones con maquinaria pesada al interior del parque”, explica la abogada, sobre los esfuerzos que han realizado para impedir que se sigan realizando las excavaciones.

Sobre los objetivos del recurso de protección, el cual se revisará el próximo jueves 23 en la Corte de Apelaciones de Valparaíso, Nieto expone que lo que ellos solicitan es que se deje sin efecto el protocolo de acuerdo que Conaf firmó con Bernard Keiser, el cual le permitió en última instancia, el ingreso al parque, luego de la aprobación del SEA, a cambio de que el empresario desistiera del recurso de protección que había interpuesto contra Conaf, por negarle el permiso en un principio.

La abogada afirma sobre este punto que existe un plan de manejo dictado por la Conaf, que sólo permite realizar excavaciones con fines científicos, el cual no es el caso del trabajo de Keiser, y que a pesar de eso, se le permitió además la entrada con maquinaria pesada, lo cual no es tolerado por el plan de manejo de la institución, “así entonces nosotros entramos a pensar qué naturaleza tiene este protocolo que firma la Conaf, que viene a generar una excepción a un plan de manejo”, declara Nieto y finaliza “por qué la Conaf, después de haber generado o haber tenido históricamente en este caso, una posición de frenar las obras por considerar que era completamente irruptivo andar con una maquinaria así, finalmente lo permite”.

Además, la abogada agrega sobre los objetivos del recurso que “le pedimos a la corte que restablezca el imperio del derecho, y para ello que tome cualquier providencia o medida que ella estime necesaria, por lo tanto, la corte perfectamente, si nos llega a ir bien, podría dejar sin efecto el protocolo y ordenar al señor Keiser nuevamente ingresar al Sistema de Evaluación Ambiental”, explica y añade que en el caso de que el escenario fuera positivo, el empresario debería detener las excavaciones, sacar la maquinaria y volver a dejar el lugar como estaba, para someterse nuevamente a una evaluación, lo que retrasaría el proceso de búsqueda.

 Por otro lado, Nieto expone que someter a Bernard Keiser a una nueva evaluación traería consigo, por ejemplo, procesos de participación ciudadana y nuevos recursos administrativos favorables, “se abriría un camino judicial que obviamente el señor Keiser quiere evitar a toda costa. Porque esto ya genera mucho revuelo, que él entre con una máquina al parque”, afirma la abogada.

Diferentes actores apoyaron el recurso de protección, entre ellos la arqueóloga Alejandra Vidal, consejera del Colegio de Arqueólogas y Arqueólogos de Chile (CAARCH) en el Consejo de Monumentos Nacionales (CMN), “hemos participado activamente, mostrando toda la información que existe relativa al caso, sobre todo poniendo énfasis que independiente de que Keiser este con una RCA (Resolución de Calificación Ambiental), está trabajando sobre un sitio arqueológico, por lo tanto, debió haber solicitado los permisos arqueológicos que corresponden”, aclara la experta.

El diputado Diego Ibáñez también ha sido parte del apoyo al recurso, y sobre este, declaró “incorporar maquinaria pesada a un parque nacional, reserva mundial de la biosfera con flora y fauna que no existe en ningún lado del mundo, es preocupante porque más encima se pasa por sobre la ley. No hay una evaluación del impacto ambiental de lo que van a provocar estas excavaciones, que además están cerca de cuevas milenarias que las vibraciones van a producir algún tipo de daño, por eso interpusimos el recurso de protección, para impedir que se pase por sobre la ley. Esperamos tener al respecto noticias positivas en los próximos días y que se paralicen las excavaciones”.

“Aquí hay una ilegalidad expresa y se puede habilitar la expulsión de este explorador porque no cumple con el interés público que hay que resguardar, detrás de todo, la institucionalidad ambiental”, afirmó además el diputado y añadió “también estamos esperando que la Contraloría General de la República se pronuncie sobre el acto administrativo del director nacional de Conaf que termina expulsando al director regional de Valparaíso, que se negaba a firmar el acuerdo de excavación por las ilegalidades. Aquí hay una corrupción enmascarada entre distintos actores que son elegidos a dedo por el Presidente de la República, y que es en definitiva, el gran problema que tiene la institucionalidad ambiental pública, que depende exclusivamente de la confianza del Presidente”.

Según lo relatado por la abogada, el principal argumento que se están utilizando en el recurso de protección, es que estaría existiendo un ilegalidad en el trabajo que está llevando a cabo el empresario con sus excavaciones, ya que, como explica Nieto, “la Resolución de Calificación Ambiental obliga al señor Keiser a dar aviso al Consejo de Monumentos Nacionales cuando encuentre un hallazgo arqueológico, y el señor Keiser ya ha encontrado hallazgos arqueológicos que son distintos del tesoro, pero son hallazgos finalmente”, frente a esto, la jurista acusa que el empresario no ha dado aviso al CMN sobre estos hallazgos, lo que generaría un incumplimiento a la RCA, la misma en la cual se habría comprometido a que cuando esto sucediera, se sometería nuevamente a una evaluación, lo que no ha acontecido. 

Camila Nieto expone que la errónea interpretación de Bernard Keiser, fue que sólo en el caso de encontrar el tesoro él debería dar aviso  y someterse de nuevo a evaluación, “es una interpretación que afecta al contexto arqueológico donde se están situando las obras de excavación, porque no hay que olvidar que está a 50 metros de una cueva con sentido histórico, y además él ya ha encontrado ciertos restos que permiten entender que estamos dentro de un contexto que es arqueológico y en el que entonces debería incidir el Consejo de Monumentos Nacionales”, expresa la abogada.

Por otro lado, Nieto afirma que en la Resolución de Calificación Ambiental que se le dio a Keiser en el año 2012, en ninguna parte aparece escrito que tiene libertad para poder utilizar maquinaria pesada, y que de hecho, hay una parte de la resolución respecto al uso de las herramientas y del personal, que dice que las personas deben pernoctar fuera de la zona, en el sector de Juan Bautista, y que además las herramientas deben debe ingresar y ser retiradas diariamente, “por lo tanto, estas son herramientas que se entienden portátiles […] se entiende que no puede ser una retroexcavadora en un parque nacional”, declara.

Sobre el daño que ya se ha realizado en la zona de las excavaciones, Pablo González explica que lo más probable es que el terreno que se intervino, no pueda volver a dejarse como estaba. El cree que Bernard Keiser no volverá a tapar las excavaciones cuando deje de trabajar, y en el caso de que lo haga, no lo hará de la forma en la que la normativa de Conaf lo dictamina, “a mí no me cabe duda, que la máquina al extraer sedimento o tierra, el tipo no va a tapar la excavación bajo los mismos ordenamientos de las capas”, afirma González. 

Además, el trabajador de Conaf cuenta que el archipiélago de Juan Fernández es una reserva de la biosfera, y que “una de las funciones de la reserva de la biosfera es mantener el paisaje, mantener la estructura del área marina y terrestre, sin embargo, con esto se está ocasionando una destrucción al paisaje”, expone González y agrega que el trabajo que se está realizando está ocasionando daños visuales.

La información que se tiene sobre el daño de la zona de excavación está desactualizada, las imágenes que se obtuvieron del sitio son de noviembre, por lo que no hay registros del actual estado del lugar. Es por esto que, como relata Vidal, el CMN realizará una visita a terreno para saber cómo se encuentra la zona y qué es lo que se está haciendo en ella, “las maquinarias efectivamente están haciendo un hoyo monstruoso que está afectando el paisaje de la isla, no sabemos si está afectando a los sitios arqueológicos aledaños, suponemos que sí, y eso es lo que ahora tiene que ir a hacer el consejo de monumentos, una visita a Juan Fernández, para ver qué está pasando”, explica la arqueóloga.

Por su lado, Pablo González tiene la preocupación de que si no tienen resultados positivos con el recurso de protección, otros casos como este queden abiertos para que cualquier vida silvestre pueda ser intervenida sin los estudios previos adecuados.

Foto 1: Zona de excavación, 24 de nombre de 2019. Fotografía entregada por Pablo González, presidente del sindicato de trabajadores de Conaf de la Región de Valparaíso.

Foto 2: Zona de excavación, 24 de nombre de 2019. Fotografía entregada por Pablo González, presidente del sindicato de trabajadores de Conaf de la Región de Valparaíso.

Foto 3: Zona de excavación, 24 de nombre de 2019. Fotografía entregada por Pablo González, presidente del sindicato de trabajadores de Conaf de la Región de Valparaíso.

Foto 4: Traslado de maquinaria, 14 de nombre de 2019. Fotografía entregada por Pablo González, presidente del sindicato de trabajadores de Conaf de la Región de Valparaíso.

Sobre El Autor

Administrador

Artículos Relacionados