El pasado jueves 6 de septiembre se cumplió un nuevo aniversario de la muerte de Donald Jackson, reconocido arqueólogo chileno, a quien nuestra asociación gremial rinde una vez más homenaje y recuerdo.

Estudió Arqueología en la Escuela Nacional de Antropología e Historia, México, y Magíster en Arqueología en la Universidad de Chile. Tras su regreso a Chile en la década de los ochentas, comenzó la que sería una investigación arqueológica de casi tres décadas en la zona de Los Vilos, donde realizó importantes hallazgos sobre poblamiento americano.

Paralelamente en 1993, Donald Jackson se incorporó como académico al Departamento de Antropología de la Facultad de Ciencias Sociales de la U. de Chile, lugar en el que formó a numerosas generaciones de arqueólogas y arqueólogos de nuestro país.

El profesor Jackson participó también de diversos proyectos de investigación, publicó libros, capítulos de libros, y artículos para revistas nacionales e internacionales.

Conocedor de la zona de Los Vilos desde su infancia, a principios de la década de los noventa, Jackson comenzó sus investigaciones arqueológicas en la zona, convirtiendo su casa familiar en un laboratorio, por donde pasaron arqueólogos y estudiantes de arqueología.

En Los Vilos se encontraron los sitios más antiguos de vida costera desde el punto de vista de los primeros grupos humanos que entraron al continente, y sus investigaciones de la zona tuvieron impacto a nivel nacional e internacional, y fueron claves para la reconstrucción del patrimonio de la IV Región.

El 16 de diciembre de 2014, Donald Jackson volvió a Los Vilos, para recibir un reconocimiento de la municipalidad por su contribución al conocimiento, rescate y preservación del patrimonio arqueológico en la zona.

“Yo creo que el aporte más grande que dejó Donald fue imprimir una mirada de hacer arqueología, entendiendo que ésta era una actividad profundamente humana, reflexiva y con un sentido social”, dijo tras su muerte, su viuda, Roxana Seguel.