Diagnóstico elaborado por el CARCH deja en evidencia el déficit en infraestructura que

aqueja a los depósitos que albergan las colecciones arqueológicas de nuestro país

 

Durante el año 2015, el CARCH creó una comisión para llevar a cabo un diagnóstico sobre el estado actual de las bodegas y depósitos que albergan las colecciones arqueológicas y patrimoniales de Chile. Este diagnóstico fue presentado a comienzos de este año al Consejo de Monumentos Nacionales (CMN), a la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (DIBAM) y al Ministro Ernesto Ottone (CNCA). El documento ha dejado en evidencia la precariedad en infraestructura y la falta de espacio que existe actualmente en los museos, pero asimismo ha dado cuenta también de la calidad y cantidad de colecciones arqueológicas que éstos resguardan. Estas colecciones están constituidas por materiales arqueológicos y bioantropológicos de alto valor científico, las cuales forman parte de un legado cultural que requiere de un almacenaje y resguardo adecuado que permitan asegurar su preservación a futuro.

Como sabemos, el colapso de los depósitos se ha visto agudizado en el último tiempo debido al crecimiento exponencial de los materiales arqueológicos surgidos de las excavaciones que se enmarcan en el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental. En este sentido, reconocemos el esfuerzo de las distintas instituciones museográficas por hacer posible su recepción y cuidado, no obstante son muchas las deficiencias que hoy los aquejan.

Ante esta situación, hacemos pública la necesidad que el nuevo Ministerio de la Cultura, las Artes y el Patrimonio considere en sus políticas presupuestarias este ítem, de modo de subsanar esta situación más allá de medidas paliativas sino con una real visión a largo plazo. Al respecto, adherimos al planteamiento realizado por Arturo Navarro, Director del Centro Cultural Mapocho, en una reciente jornada temática enmarcada en el proceso de elaboración de las indicaciones sustitutivas para la creación de este Ministerio, quien señaló la necesidad de implementar un Consejo Nacional de Infraestructura y Gestión Cultural, con el fin de asegurar fondos y una coordinación adecuada para la mantención de los espacios físicos que sustentan la institucionalidad cultural y patrimonial del país.

 

IMG_3922 IMG_3960 IMG_6053 DSC07486

Fotos: Francisca Gili